La Fidelidad de Dios


Nehemias 9: 13-21

13 Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos, 14y les ordenaste el día de reposo santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley. 15Les diste pan del cielo en su hambre, y en su sed les sacaste aguas de la peña; y les dijiste que entrasen a poseer la tierra, por la cual alzaste tu mano y juraste que se la darías. 16Mas ellos y nuestros padres fueron soberbios, y endurecieron su cerviz, y no escucharon tus mandamientos. 17No quisieron oír, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con ellos; antes endurecieron su cerviz, y en su rebelión pensaron poner caudillo para volverse a su servidumbre. Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y piadoso, tardo para la ira, y grande en misericordia, porque no los abandonaste. 18Además, cuando hicieron para sí becerro de fundición y dijeron: Este es tu Dios que te hizo subir de Egipto; y cometieron grandes abominaciones, 19tú, con todo, por tus muchas misericordias no los abandonaste en el desierto. La columna de nube no se apartó de ellos de día, para guiarlos por el camino, ni de noche la columna de fuego, para alumbrarles el camino por el cual habían de ir. 20Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles, y no retiraste tu maná de su boca, y agua les diste para su sed. 21Los sustentaste cuarenta años en el desierto; de ninguna cosa tuvieron necesidad; sus vestidos no se envejecieron, ni se hincharon sus pies. 22Y les diste reinos y pueblos, y los repartiste por distritos; y poseyeron la tierra de Sehón, la tierra del rey de Hesbón, y la tierra de Og rey de Basán. 23Multiplicaste sus hijos como las estrellas del cielo, y los llevaste a la tierra de la cual habías dicho a sus padres que habían de entrar a poseerla.


En esta lectura podemos darnos cuenta de muchas cualidades y atributos de Dios que muestran totalmente su fidelidad hacia su pueblo, dejame nombrarte algunas:

• El es un Dios que guarda su palabra

• El es un Dios que se responsabiliza

• El es un Dios que sabe identificar la seriedad de un asunto

• El es un Dios que no abandona si no que provee

• El es un Dios que cumple su pacto

• El es un Dios recto, justo, amoroso, misericordioso, pero sobre todo paciente


También nos resalta que nosotros somos todo lo opuesto, y te dire cómo:

• Nosotros no guardamos nuestra palabra, somos muy olvidadisos

• Muchas veces somos irresponsables

• No sabemos identificar la seriedad de un asunto

• Abandonamos y nos cuesta terminar lo que comenzamos

• Buscamos nuestra conveniencia

• Rompemos y desvalorizamos pactos

• Nos cuesta ser rectos, no actuamos con justicia, nos falta amor, solo queremos que se nos aplique la misericordia a nosotros pero no la damos, y nos falta mucha pacencia


Despues de leer estas verdades podemos darnos una oportunidad de reconocer nuestra condición, y entender cuanto le debemos a Dios.


De generación a generación El ha sido fiel. Nos ha cuidado, nos ha librado, nos ha provisto, ha tenido paciencia con nosotros aún cuando nos revelamos en contra de El y nos descarriamos como ovejas. Muchas veces nos separamos de El y como dice el verso 16, endurecemos nuestro corazón y nuestra cerviz. Tendemos a elevar nuestros cuellos cuando hay orgullo en nosotros.

Cerviz: Parte posterior del cuello de una persona (pescuezo)


En otras palabras nos enorgullecemos, nos enaltecemos, nos ensoberbecemos , no queremos humillarnos ante Dios. Cuando se llena de rebeldia nuestro corazón, El se muestra paciente. Y por eso y mucho más le damos la gloria. El es un Padre responsable. El es un buen Padre.


Seamos agradecidos y reconozcamos que nuestras actitudes muchas veces no son las mas adecuadas. Pecamos en contra de Dios, pero hoy podemos humillarnos y confesar nuestros pecados ante El y El tendrá de nosotros misericordia. La humillación abre paso para la reconciliación porque significa que nos hemos arrepentido de nuestras actitudes, y de haber endurecido nuestra cerviz. La acción de bajar nuestra mirada es señal de humillación.


Luego de habernos humillado ante El, pidamosle que nos podamos parecer a El. Lograr adoptar y practicar esas carateristicas y atributos que El tiene. Esa es su voluntad para con nosotros. Cuando logramos parecernos a El, todo nuestro entorno cambiaria. Seremos felices, disfrutariamos de una comunion más intima con El y nuestras relaciones con las personas que nos redean cambiarian.


Necesitamos a Dios, nos debemos a Dios. Humillate, ese es un acto de agradecimiento por Su fidelidad.


"Amig@ y Herman@ oramos para que este blog sea de bendición para tu vida. Que ahi donde te encuentras puedas ver cuan bueno ha sido Dios contigo, aún en medio de las pruebas y dificultades El ha permanecido fiel. Sabes porqué? Porque aún estas aqui. Mira a tu alrededor, mira tu familia, mira el techo sobre tu cabeza, mira el alimento en tu mesa, en fin, creo que puedes estar de acuerdo conmigo que: SU FIDELIDAD HA SIDO GRANDE! Dale las gracias y pidele perdón si en algun momento se enorgulleció tu corazón. Y El será amplio en perdonar".






Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Iglesia Casa Del Alfarero
Waymaker Español - Priscila Bueno
00:00 / 00:00

(404) 452-6402

iglcasadelalfarero7@gmail.com

Nueva Dirección:

2750 Centerville Hwy
Snellville, GA, USA 30078

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Yelp Social Icon

Escribenos

@2017 by Iglesia Casa Del Alfarero. Proudly created with wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now